18 may. 2012

"Koyanskatey", de Miguel de Asén

Materias, formas circundadas por espacios sin nombre. Etéreas siluetas abrazadas por nubes. Espacios sin límites de belleza, amanecidos entre luz, creados para ser disfrutados por el ojo humano. El ser humano bendice a la diosa nube, y al dios agua, y a la diosa tierra. Y todas las criaturas caminan sin fronteras por los terrenos henchidos de belleza.

Aguas turbulentas entre remansos de aguas tranquilas. Mil energías naturales esperando darnos sus fuentes de poder. Y cada día está lleno de claridades nuevas. Y cada roca espera acariciar la sombra que cercena la alborada.


Agrestes sendas ancianas forjadas por el abrazo de la naturaleza. Picos y formas recortadas por la voz del viento. Valles torturados dispuestos a ser bañados cada instante por nuevos alientos de calor. | Acceder

No hay comentarios:

Publicar un comentario