15 may. 2012

"La cofradía de la luna", de Gustavo Muiña

Cinco relatos breves e independientes forman la novela donde el autor no da nada por sentado y lejos de solamente entretener contando varias historias diferentes y proponer una moraleja o brindar respuestas, abre interrogantes para que el lector saque sus propias conclusiones.

Es así como la primera historia que lleva el mismo nombre que la novela, se adentra sin llegar a profundizar lo escabroso del tema de las organizaciones paramilitares en el Cono Sur, en el dilema moral de los hombres más allá de una ideología circunstancial en el tiempo que los separa.


”La escuela de los sueños rotos” retrata tres aspectos de la sociedad: Ella misma, la indiferencia y la marginación que se vuelve cíclica y que en muchos casos es escuela del delito.

El tercer relato”Cuando ser bueno no basta” se resume en este pensamiento:”La gente respeta de tres maneras: Por miedo, por dinero y los restantes por el sentido común”

¿Qué hacer?¿Cómo lograr el respeto sin pisotear ni dejar que lo pisen?

En “Metamorfosis “Gastón un profesional exitoso se descubre a si mismo, el sentido de la felicidad, de su propia vida sirviendo como espejo para aquel que quiera verse retratado en él mismo.

“El Gran encubrimiento” refleja una realidad mundial que ya no puede ser oculta pero que es de tal impacto que la gente todavía ejerce autocensura ante los hechos extraños que se suceden en cielos y campos en relación con misteriosas apariciones… | Acceder

No hay comentarios:

Publicar un comentario