14 may. 2012

"Quemar la noche", de Murray Liz

El día en que Liz Murray nació su padre se encontraba en la cárcel y su madre intentaba desengancharse de las drogas. Cuando su padre salió de prisión Liz y su hermana se acostumbraron a ver a sus padres consumir en casa. A duras penas iba al colegio y en clase sus compañeros se reían de ella por llevar la ropa y el pelo sucios. Esa situación provocó que hiciera novillos a diario y que al final acabase en un reformatorio. Después de varios problemas su madre la echó de casa. Liz sobrevivió comiendo basura y durmiendo en el metro. Un día conoció a Carlos, que la protegió durante un tiempo. Cuando su madre murió decidió retomar las riendas de su vida y volvió a estudiar. Se graduó y fue aceptada en Harvard.

Quemar la noche es la reconstrucción de un viaje a los infiernos, el periplo de una joven por el escenario de hambre, drogas y mendicidad que le tocó vivir y al que podría haberse visto abocada sin remedio. Su fuerza y su determinación por cambiar el curso de un destino en apariencia escrito hicieron que Liz Murray lograse sobreponerse a la calle y a la desesperación, y seguir adelante porque tenía algo valioso por lo que luchar: su vida. Una historia real conmovedo | Acceder

No hay comentarios:

Publicar un comentario