12 nov. 2012

"Adiós, Erika", de José María Laínez Ortiz

¿Cómo debería reaccionar un individuo ante un desengaño en el que están implicados las dos personas más significativas de su vida en ese momento, su amada y un profesor de literatura?

¿Qué harías tú si de la noche a la mañana te encuentras con un mundo antagonista al que estabas viviendo tan sólo un día antes, y no tienes más remedio que sobrevivir en él?


¿Alguien puede recuperarse de la experiencia de la cárcel, cuando lo más grave que has hecho en tu vida ha sido estudiar y divertirte los fines de semana con la novia y algunos amigos?

¿Serías capaz, criatura de clase media, de enamorarte de una prostituta, o siquiera ser su amiga?

¿Podrías dormir a gusto después de encararte con un poli secreto lleno de rencor?
Estas y bastantes preguntas más se plantean y responden en la historia de este libro. Y lo más inquietante es que cualquiera de nosotros, al menor descuido, podríamos decir: "Yo estuve allí". | Acceder

No hay comentarios:

Publicar un comentario