8 nov. 2012

"El conseguidor", de Joe J. Dark

Novela de ficción. El término Conseguidor se aplica a un intermediario encargado por un cliente económicamente poderoso de que le facilite la consecución de favores, licencias, permisos, créditos, o cualquier otra decisión que esté en la mano de políticos, partidos políticos en el poder, funcionarios o directivos de alto nivel, utilizando para ello cualquier medio legal o ilegal que sea necesario para conseguir el fin deseado. Incluso chantajes y amenazas. Y si no queda otro remedio, también asesinatos.

Después de años realizando múltiples encargos, "doctorándose" con ellos en el oficio de Conseguidor el Abogado Felipe Echevarría ha llegado en España a la cima de su negocio. Necesita expandir geográficamente su actividad para evitar ser conocido como tal. Por ello fija su residencia en Bruselas, dándole dimensión europea a la firma meramente española de sus comienzos.


Felipe, consigue que le sea adjudicada la construcción del enorme Puente sobre el Rin a su cliente Gutiérrez. Su eterno enemigo, Jiménez, le denuncia alegando que ha obtenido la obra en base a sobornos de altos funcionarios de la Unión Europea.

Juan Gómez, Subcomisario de la Policía Nacional de España, es encargado de investigar los presuntos sobornos, junto con compañeros policías de Francia, Bélgica, Alemania, e Italia. No descubren ningún delito, por lo que se sobresee el caso.

Jiménez, utilizando sus muchas influencias logra que el caso se reabra de otra forma. Mete mucho ruido. Tanto que Felipe y su socio Puskin, ahora empresario ruso de gran éxito y antes Coronel de la KGB, deciden asesinar a Jiménez y a los tres altos funcionarios que sobornaron, haciéndolo con la maestría propia de expertos ex miembros del KGB.

Sigue sin poderse probar nada, con lo que el caso se archiva definitivamente. Pero Juan sigue investigando por su cuenta. Es detectado por Puskin, que manda secuestrarlo. Este le ofrece dejarle vivo a cambio de olvidar el asunto. Juan tiene que acceder para salvar su vida. Puskin lleva a cabo un ingenioso procedimiento de inculpación de Juan, por el que si este no cumple su promesa se descubrirá que recibió mucho dinero, lo que le conduciría a la cárcel.

El Presidente del mayor Banco español, Boente, sufre un derrame cerebral, del que sale con vida, pero debiendo dejar de trabajar. Los principales partidos políticos de España habían diseñado crear un Megabanco en base a que el Banco citado comprase a la mayor Caja de Ahorros de España, pasando Boente a ser el Presidente del nuevo conjunto.
Las tres familias españolas que controlan el Banco no se ponen de acuerdo en un sucesor. Y grandes bancos de USA, China, Alemania, y Rusia quieren controlar el nuevo Megabanco, para lo que utilizarán a sus Gobiernos para presionar al Gobierno de España.

Juan es encargado de vigilar si en ese proceso se producen sobornos, prevaricaciones, chantajes, o asesinatos. Ello le obligará a viajar a Peking, Hong Kong, New York, Frankfurt, y Moscú. Y esos contactos tendrán para Juan un resultado que este no busca, pero que tampoco rechaza. Juan, recibe inmensas cantidades de dinero por informar a quien se lo pide, haciéndolo sin cometer ningún delito, aunque su comportamiento es inmoral. Si le descubren le echarán de la Policía. Y corre el riesgo de que si por ayudar a alguien, perjudica a otro, este le asesine.

Los servicios secretos de los países interesados en el asunto, vigilarán a Juan, lo que hará para este mucho más difícil el convencer a cada parte de lo que le interesa. Y su Jefe en la Policía Nacional es un curtido Comisario, al que es muy difícil engañar.

Julia, hija del asesinado Jiménez, y Helen, alto cargo de la CIA, serán parte activa en la trama. Con ambas intimará Juan, aunque ninguna de las dos se lo pondrá fácil. | Acceder

No hay comentarios:

Publicar un comentario