6 oct. 2014

"La noche antigua", de Iván Upegui Velásquez


Lejos de los fastos y las luces deslumbrantes, Medellín, al igual que el San Petersburgo de Dostoievski, se ve reflejada en esta novela, no por sus grandes obras ni sus edificaciones suntuosas, sino por la marginalidad, el desempleo, la angustia existencial de los personajes que la habitan. A través de las anotaciones que hace Martín Blandón, contador público y personaje central, en su "Agenda del mar"; los diarios de Ignacio Ramírez, IRA, un pintor bohemio, drogadicto y apesadumbrado; y los apuntes de Juan José Rojo, profesor pensionado, interno en un asilo de ancianos, el lector descubre una vida opacada por la rutina y por unos jefes tiranos; la sórdida y enigmática visión de un artista y la mirada escéptica de quien ha vivido y hace un balance al final de sus días.

Estos apuntes lúcidos y estremecedores crean la atmósfera psicológica y definen la trama de la obra, que poco a poco se abre paso hacia un destino trágico. La novela nos sumerge lentamente en las profundidades de la existencia humana y nos lleva por los caminos de la vida, la vejez y la muerte, pero también de la esperanza y la belleza que ellas representan. Narrada en una prosa sencilla y poética "La noche antigua" recoge la tradición de la novela dramática y evoca el legado del mundo griego.

| ¿Bloqueado con DRM?: No | Descargar

No hay comentarios:

Publicar un comentario