21 abr. 2012

"Huérfanas de la guerra", de Guillermo Cortés Domínguez

Una rubia, frágil, atractiva y locuaz maestra cubana llega en 1981 a enseñar a Sierrawás y El Guabo, en la profundidad del departamento de Chontales, se enamora de uno de sus alumnos, un inexpresivo campesino analfabeto, excelente jinete y ordeñador, se casan y se van a vivir bajo el inclemente sol tropical de La Habana.

Seis años después, totalmente transformado en un avispado traficante de dólares y otras mercancías en el mercado negro cubano, el campisto de las serranías chontaleñas regresa en 1987 a ver a su familia, pero en el intento lo capturan los contras que se encuentran ejecutando la “Operación David”, y por muchos años no se supo nada de él, mientras, en Cuba crecía huérfana de padre su hija Vania.


Una de las acciones político-militares de mayor envergadura desarrollada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos por medio del ejército campesino de la Contra en Nicaragua, la “Operación David”, es narrada con lujo de detalles, como nunca antes haya sido descrito en sus pormenores un episodio bélico trascendental de la guerra de los años ochenta, en esta novela “Huérfanas de la Guerra”.

Un helicóptero del Ejército Sandinista fue derribado por los contras, el co-piloto desaparece durante la “Operación David”, y deja en Managua a su esposa embarazada de siete meses. Nace Hilda, que crece feliz y despreocupada, hasta tomar conciencia de que no tiene un papá.

Muchos años más tarde, ambas huérfanas (Vania e Hilda) se conocen en Managua, se identifican de inmediato, y comparten las secuelas de una vida sin la figura paterna, luego estudian en La Habana.

Esta recreación de un momento histórico que se desarrolla en Nicaragua y Cuba, parte de hechos verídicos producto de una concienzuda investigación del autor, quien nos entrega contextos reales tan fantásticos, que pudieran ser fruto de la imaginación, mezclados con situaciones y acciones inventadas, pero con tanto realismo que parecieran haber ocurrido, integrando todo un intenso mundo apasionado, contradictorio y antagónico de muerte, tragedia y dolor coexistiendo con el amor, la solidaridad, la envidia y el odio.

Esta obra tiene una estructura particular porque es una novela dentro de otra, con unos autores iniciales que después dan lugar a otros, inesperados para los lectores. También los principales protagonistas son convertidos en narradores de la misma. Por otro lado, hay una constante auto referenciación de la novela, mediante la cual se cuenta poco a poco cómo la obra se va elaborando. | Acceder

No hay comentarios:

Publicar un comentario